Asesoramiento

Cómo Proteger La Madera

Limpieza de la superficie

Las superficies a proteger deben estar libres de grasa, suciedad o cualquier otro tipo de contaminante. La madera además, debe estar seca y estacionada. Restos de cal o cemento se eliminan con una solución de ácido muriático diluido al 20 %. Manchas de tanino o resina se eliminan trapeando con thiner. Hongos y verdín se eliminan con agua lavandina. En maderas previamente barnizadas o pintadas, eliminar el recubrimiento existente aplicando Removedor Remoplast Gel. Luego eliminar el recubrimiento con cepillo o espátula. En todos los casos enjuagar bien y dejar secar. Finalizada la limpieza, lijar suavemente con lija fina en el sentido de las vetas de la madera. El polvillo resultante se elimina trapeando con Disolvente Sinterras. Mezclar el Impregnante Foresta con movimientos ascendentes hasta lograr uniformidad de color y viscosidad.

  • Limpieza de la superficie
  • Terminación de la superficie